miércoles, 2 de junio de 2010

SEMANA WORKSHOP GRATACÓS









































































































































Os voy a contar un cuento:
Érase una vez una maravillosa tienda con unos espectaculares escaparates. La tienda estaba situada en una de las calles más importantes de una gran ciudad y claro, todas las personas que caminan por esa calle se paran a mirar esas ventanas de sueños que nos hacen viajar a cualquier parte del mundo y sentir todo tipo de emociones. Imaginaos lo que eso significa para mentes creativas que se están formando para ser en un futuro los referentes del diseño y también para los que seguimos aspirando a ello.
Pues bien, dentro de esa fantástica "Casa" viven dos Madrinas que por unos días nos hacen partícipes de ese sueño. En esta ocasión nos hemos reunidos tres creadores: Bárbara Planas (pintora), Vicente Rey (artesano del calzado) y Mónica Francés (yo). Por lo tanto había muchos cuentos entremezclados, El Sueño de una noche de Verano pintado por Bárbara, mis joyas de porcelana (salidas de un cuento chino) y ¡hasta encontramos el zapato de Cenicienta !.
Y como en esto de los cuentos se fantasea mucho, nos metimos de un cuento en otro. Este era uno de novias.De repente salían de cualquier sitio, novias perdidas en busca de novios, novias románticas, novias con chistera, novias que levitaban... en fín salieron novias hasta de debajo de las piedras.
Os cuento una cosa : todas las novias se casaron, comieron perdices y vivieros felices.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado. (Hasta el próximo)
Mónica Francés
*Todas las fotografías han sido realizadas por Mónica Francés

4 comentarios:

Home is where you hang your hat dijo...

Sobre todo...la foto del rincón me encanta!!!

monica porcelana dijo...

Gracias Blanca.

Gaya dijo...

Vaya reportaje!! Me ha encantado, yo la verdad es que el tema boda no lo llevo muy bien pero de casarme algún día lo haría así sin duda!! Un besazo guapa!!!!!

marga dijo...

Esto no tiene precio, son unos diseños espectaculares. Desde luego esto corrobora los grandes diseñadores que tenemos en España.